El desgarrador motivo por el que Gema “lloraba mucho” en el ‘Desafío The Box’

La desafiante pasó por los micrófonos de Tropicana y reveló detalle detrás de las cámaras que muchos desconocían y que la ponía muy sensible.

drodriguezb

Alejandra Ulloa, mejor conocida en el mundo del entretenimiento como ‘Gema’, es una de las exparticipantes del ‘Desafío The Box’ más controvertidas que han pasado por la historia del exitoso formato.

La mujer que inició haciendo parte del equipo Gamma despertó amores y odios entre los seguidores del reality, esto por cuenta de su controvertida personalidad que frecuentemente expresaba a sus compañeros de una forma muy particular su espiritualidad y conexión con la naturaleza.

Aunque el programa de competencias ya salió del aire, dejando como ganadores a Sensei y Aleja, no se para de hablar de este en redes sociales, es por esto que recientemente Gema pasó por los micrófonos de Tropicana para hablar sobre su experiencia y todo lo vivido en el formato.

Te puede interesar: “Ya gané”: Aleja envió pulla a sus críticos por el triunfo ante Guajira en El Desafío

Uno de los detalles que más le criticaron y reprocharon los televidentes a la participante, era que, pese a ser una de las desafiantes más hábiles, “no hacía sino llorar”, es por esto que le preguntamos su opinión sobre este comentario que se solía ver en redes sociales.

Según contó la mujer, algo que muchos no sabían era que a su llegada a la competencia había acabado de sufrir una dura pérdida en su familia y presentía otra, por lo que para ella era inevitable no llorar en el formato.

“Sí, lloraba mucho. Llegue súper cargadísima al Desafío porque cuatro días antes mi tío se había muerto. Un día antes de irme al Desafío le dije a mi papá – ‘Papi, prepárese porque cuando yo vuelva yo sé que mi abuelita ya no va a estar y viene un proceso muy fuerte para toda la familia’ –“, contó.

Asimismo, señaló que tan pronto pisó ‘La ciudad de las cajas’ sintió una energía muy diferente lo que la emocionada todo el tiempo, ya que para ella estar ahí era cumplir “un sueño del alma”.

«Cuando estuve en el Desafío sentí todo. Llegar ahí, entrar fue como a otra dimensión, de verdad que yo lo viví así, yo sentía un aroma diferente, el aire, la energía, o sea era una fuerza bárbara en toda la ciudad de las cajas. Era una fuerza positiva pero era como otro mundo (…) Todo el tiempo que yo estuve en el Desafío, desde el día que entré mi corazón latía todos los días super fuerte, mi pecho se movía muchísimo, ¿por qué? Porque estaba cumpliendo un sueño del alma”, señaló.

Revive la entrevista completa aquí: