Mujer sirviendo café de una cafetera eléctrica

Mujer sirviendo café de una cafetera eléctrica

Por qué nunca debería lavar su cafetera

Si quiere tomarse un buen café todas las mañanas, recuerde que lavar su cafetera podría cambiar el sabor de la bebida.

mrestrepo

Hay un mito urbano que dice que lo mejor para conservar el buen sabor de una taza de café es no lavar la cafetera en la que prepara esta bebida caliente; pero no lavarla no implica que no deba hacer una limpieza de este artefacto. En los residuos acumulados y agua estancada se generan bacterias y moho, y eso es lo que usted podría estar ingiriendo cada vez que hace café.

Si se pregunta cómo desinfectar su cafetera sin lavarla es muy sencillo. En primer lugar, debe olvidarse de usar jabón u otro detergente que suela usar para limpiar su loza; esto puede ser poco conveniente, ya que es muy probable que en cualquier máquina que use queden residuos del límpido y cuando vuelva a preparar café, este puede tener un cambio de sabor.

Recuerde que el jabón, al ser un químico, genera cambios cuando lo mezcla con cualquier otra sustancia. El cambio de sabor no es lo único, pues este  también puede dañar los materiales con los que está hecho el recipiente o maquina de café.

Le puede interesar: Cómo quitar el olor a huevo de la vajilla: ¡Trucos caseros que lo salvarán!

¿Cómo limpiar una cafetera?

Existen diferentes tipos de cafeteras, sin embargo, las más comunes dentro de los hogares son la italiana y la eléctrica. Por eso, estas son las maneras para eliminar los residuos de estas, sin cambiar el sabor de su café:

Cafetera italiana

En primer lugar, es importante tener en cuenta que para hacer una buena limpieza de esta cafetera debe desmontarla, es decir, separar las piezas para facilitar y mejorar la desinfección. Luego de ello es recomendable usar una mezcla de dos ingredientes potentes para eliminar cualquier bacteria o microorganismo.

Vinagre con agua

Lo que debe hacer es combinar la misma cantidad de ambos líquidos para tener una mezcla más efectiva. El vinagre en estos casos funciona como un descalcificador natural que puede eliminar los residuos de café, y las bacterias acumuladas en la cafetera ; además, también es el producto estrella  no solo la prolongar el tiempo de uso de su máquina, sino también para cuidar su ropa.

La forma de uso es poner la solución en el compartimento del agua de la cafetera, póngala a calentar hasta que el líquido empiece a subir y luego deje reposar durante 15 minutos para poder vaciarla. Una vez haya sacado el vinagre, repita la acción, pero esta vez solo con agua. Puede hacer el proceso cuantas veces crea sea necesario.

Respecto a la parte exterior, solo necesita un paño húmedo para limpiar la jarra. Cuando la cafetera esté seca puede preparar un rico café.

Lea también: ¡Adiós canas! Tinte casero con café y fácil de hacer para ocultarlas

Cafetera eléctrica

Para la cafetera eléctrica existen dos formas caseras con las cuales puede limpiarla:

  1. Vinagre

  • Primero, retire los restos de café. Posterior a esto, agregue a la jarra de vidrio dos tazas de agua y una de vinagre.
  • Encienda la máquina, y cuando esta esté a la mitad del ciclo de preparación, apáguela.
  • Deje reposar la mezcla durante media hora y cuando se cumpla vuelva a encenderla para terminar el ciclo.
  • Luego cambie el filtro de la máquina, o, si esta tiene un filtro permanente, límpielo bien.
  • Vuelva y repita la acción dos veces con agua pura, y cambie el filtro de nuevo.
  • Esta limpieza la puede hacer una vez al mes.
  1. Bicarbonato de sodio

    Este es uno de los más apropiados para limpiar pues tiene múltiples funciones y beneficios en el hogar.

  • Este ingrediente quitará los malos olores y eliminará cualquier rastro de moho.
  • Limpie el filtro y déjelo en remojo con agua tibia y jabón, lavavajillas por 15 minutos. Luego enjuague bien.
  • En la jarra de vidrio ponga media taza de agua destilada, media de vinagre blanco y tres cucharadas de bicarbonato.
  • Encienda la cafetera y déjela funcionar durante 7 minutos. Al cumplirse el tiempo apáguela y déjela reposar con la tapa cerrada para que el vapor actúe.
  • Luego añada más agua y reanude el funcionamiento de la máquina.
  • Desactive la cafetera y lávela rigurosamente para eliminar cualquier resto del producto.
  1. Zumo de limón

El limón tiene grandes propiedades antibacterianas, por eso se recomienda hacer el mismo proceso que se hace con el vinagre. La única diferencia son las cantidades, pues en esta ocasión necesitará dos tazas de zumo de limón y una de agua.

Limpiar su cafetera de estas formas puede ayudar a prolongar la vida útil de los artefactos, y además conserva el delicioso sabor del café.

 

 

MÁS SOBRE: