X

Noticia

Saxomanía saluda al Sonero Mayor

Tota
09/10/00

UN DIA como hoy Ismael Rivera hubiese celebrado su cumpleaños 69. Su música, como sucede año tras año, se escuchará en las emisoras locales.

Durante el fin de semana, los programas "Salsa d

Saxomanía saluda al Sonero Mayor
UN DIA como hoy Ismael Rivera hubiese celebrado su cumpleaños 69. Su música, como sucede año tras año, se escuchará en las emisoras locales.

Durante el fin de semana, los programas “Salsa de la mata”, “Grandes maestros de la salsa”, “Enciclopedia de la salsa”, “Tardes tropicales”, “En clave y afinque” y “Los gigantes de la salsa” difundirán -como regularmente acostumbran- sus grandes éxitos.

No hay duda de que, tras 13 años de su muerte, acaecida el 13 de mayo de 1987, su legado perdura y cada día adquiere más relevancia. Muestra fehaciente del impacto y la trascendencia de su obra es el compacto “El Nazareno” de la orquesta de salsa y jazz Saxomanía que la semana pasada fue distribuido en Venezuela y que desde ayer está a la venta, con carácter de exclusividad, en la Casa del Coleccionista de Rafael Viera en la Parada 15 en Santurce.

Después de los homenajes sencillos de Ismael Miranda, Fran Ferrer, Gilberto Santa Rosa, Cano Estremera, Tony Vega y Cheo Feliciano, “El Nazareno” es el segundo disco dedicado en su totalidad al Sonero Mayor.
El primero, hace casi una década, fue grabado por Celia Cruz, con arreglos de Louie Ramírez y Javier Vázquez. Este es el segundo y, curiosamente, es realizado por una orquesta del extranjero.

“El Nazareno”, indudablemente, confirma que el proyecto “Una luz para Ismael” que Lucecita delegó en Cucco Peña y que fue delegado a otra persona, es una aportación necesaria al pentagrama insular.

Afortunadamente, en el segundo disco de Saxomanía no sólo escuchamos refrescantes y excitantes versiones de un puñado de los éxitos grabados por el Brujo de Borinquen con su orquesta Los Cachimbos, sino que el puertorriqueño Andy Montañez fue invitado a la grabación para cantar el clásico “El Nazareno” de H. Williams.

“Traté de respetar sus inspiraciones, los soneos que grabó. Lo que hice sonear en tercera persona, como hablándole. Ismael significa mucho para mi. Fue mi fuente de inspiración cuando yo estudiaba en la Labra y la Vocacional. Hasta llegué a cortar clases para verlo con Cortijo en Miramar”, dijo ayer Andy Montañez. El disco “El Nazareno” fue grabado por un ‘big band’ al que aportaron arreglos los jazzistas venezolanos Gonzalo Grau, Andy Durán, Alberto Naranjo, Pedro Mauricio González, Francisco Pacheco y Alejandro Rodríguez.

El cd sigue a grandes rasgos la línea del primer producto de Saxomanía, titulado “Presencia de Héctor Lavoe”, el que consistió de versiones instrumentales de sus canciones más populares.

“El Nazareno” consta de “Satélite”, “Que te pasa a ti”, “Incomprendido”, “Mi jaragual”, “No quiero piedras en mi camino”, “Las tumbas”, el bolero “Lágrimas puras” y un medley de temas de Tite Curet Alonso grabados por Maelo, como “De todas maneras rosas”, “Profesión esperanza”, “La Perla” y “Las caras lindas”.

Los únicos números con letra son “El Nazareno”, “Mi negrita me espera”, “Dime porque” y “Orgullosa”, grabadas por el sonero venezolano Francisco Pacheco.

Saxomanía ha elevado la obra del Ismael Rivera a otro nivel que resultará del agrado de los salseros de la mata. Es un disco sabroso, muy bailable, de unos mambos y montunos salvajes.

En Caracas, el novelista César Miguel Rondón, autor de “El Libro de la Salsa”, se desbordó en elogios hacia el difunto Maelo.

“Héctor Lavoe era un muchacho, igual Miranda. D’ León estaba muy lejos en el sur, y a Blades todavía le faltaría un par de años para aparecer, pero, mediando los 70, ya con un ‘boom’ salsoso coronando en el gusto de los melómanos del Caribe y Nueva York, un único cantante se erigía como el líder máximo o gran shamán de la expresión, Ismael, algo así como el papá de todos”.

El cd incluye un librito con fotos del personal que intervino en la grabación y un extenso análisis de César Miguel Rondón, uno de los estudiosos más apasionados de la salsa de los 70.
La apreciación de Andy Montañez es que se trata de una verdadera obra de arte que honra y reconoce, desde Venezuela, la aportación del Sonero Mayor a la cultura popular puertorriqueña.
“Allá son bien fanáticos de los cantantes puertorriqueños. Primero le dedicaron un disco a Héctor Lavoe y ahora este a Ismael. Me alegra que pensaran en mi. Me enorgullece ser parte de una producción de una presentación muy fina. Este es un trabajo que el pueblo merece conocer”, dijo Andy, quien proyecta producir un cd con nuevas versiones Hasta mañana, Lágrimas puras, Si yo pudiera y otros de los boleros grabados por el Sonero Mayor.
El vídeo de “El Nazareno” fue rodado en Caracas y desde hoy será pautado en la programación de TCV, Canal 18.