Noticias

“Empecé a pesar la comida”: El martirio que vivió Juliana Galvis por su adicción a la vida fit

La actriz aseguró que hubo un tiempo en que se obsesionó con marcarse, tanto así que miraba todos los días “si tenía cuadritos”.

Natalia Jaramillo
07/03/2022, a las 09:41
070322 Juliana Galvis _ foto_ Instagram

Hay muchas famosas colombianas que en redes sociales presumen su cuerpazo con sensuales imágenes.

Algunas de ellas aseguran que su figura la consiguen gracias a la sana alimentación y el ejercicio; pero son pocas las que se atreven a confesar todo lo que esto conlleva o hasta qué punto llegan con tal de tener el “cuerpo perfecto”.

Juliana Galvis es una actriz que es muy elogiada en redes por su belleza y cuerpazo. Sin embargo, ella contó que hubo un momento de su vida en el que se le volvió una obsesión tener una vida saludable.

En entrevista con La Red Caracol, Juliana contó el martirio que vivió por su adicción a la vida fit.

Mira también: “Esta soy yo”: Juliana Galvis posó sin filtros y la elogiaron por su belleza natural.

“Me envicié un poco con el ejercicio y la vida saludable y empecé a hacer muchísimo ejercicio y a comer solo las cosas que tenía que comer. La fruta a tal hora, las verduras y muy poca fruta… Un video muy aburrido”, dijo.

“Primero, tenía que hacer sí o sí ejercicio absolutamente todos los días, de lunes a domingo, no me importaba el horario y, además, llegué a un punto tan angustiante que empecé a pesar la comida, respeto a la gente que lo hace, pero era como: el arroz debe ser como el puño de la mano, eso para mí hoy en día es como un referente que quiero olvidar, o sea, ¿pesar la comida? Qué hueso”, agregó.

Juliana reveló que su adicción se derivó a que quería verse el cuerpo marcado.

“Estaba obsesionada con marcarme, todo el día miraba si tenía los cuadritos hechos y que mi pierna no tuviera celulitis ni grasa. Mi obsesión llegó hasta un punto inmanejable, pero que mamera no aceptarte. Pensar en que si te comes un chocolate no vas a estar bien o te vas a engordar. Eso realmente me pasó”, indicó.

Galvis contó que cuando pasaba por ese momento su familia se percató de la situación. Según ella, se preocupaban porque la veían demasiado delgada.

Mira también: “Parece tapabocas”, le dicen a Juliana Galvis por el diminuto bikini que se puso.

“La gente que más te ama no te dice las cosas por envidiosa. Me decían que estaba muy flaca o me criticaban por ser tan estricta con lo que comía. Yo solo decía: Ay, qué lora”, contó.

Hoy en día confiesa que afortunadamente eso que vivió ya es del pasado. La actriz dijo que todo eso se lo debe a la llegada de su hija Ágata.

“En esa época, yo pensaba en tener hijos, dejé las pastillas y a los dos meses se dio. Lo primero que pensé en ese instante era que se me había ido la regla por exceso de ejercicio. Después me di cuenta que estaba embarazada. Llegó mi hija a cambiar esta moda que había llegado a mi vida y me estaba enloqueciendo un poco. Ahora me como una empanada si quiero, o una ensalada también. Ahora oigo mi cuerpo no porque estoy pensando que tengo que ser súper saludable”, concluyó.