Foto: captura video Policía

Foto: captura video Policía

Detalles de la captura del presunto asesino de Michel Dayana; se escondió en una iglesia

Tras cometer el atroz crimen, se conoció que Harold Andrés Echeverry buscó refugio en una iglesia cristiana en el Tolima.

drodriguezb
Archivado en: Cali  •  

En horas de la tarde del 11 de diciembre, autoridades informaron sobre la captura de Harold Andrés Echeverry, el presunto asesino de Michel Dayana, una joven de 15 años que fue raptada y desmembrada en un taller automotriz de la ciudad de Cali.

Según se conoció, el sujeto se había dado a la fuga en la noche del 7 de diciembre, Día de las velitas, en una motocicleta que hurtó del taller en el que trabajaba como vigilante, esto minutos después de cometer el crimen.

Te puede interesar: Fotos: así era el lugar donde se escondía el presunto asesino de Michel Dayana

Tras conocerse la noticia del crimen de la joven, la Alcaldía de Cali ofreció una recompensa de hasta 100 millones de pesos por información que ayudara a dar con su paradero.

Detalles de la captura

Cuatro días después, gracias a un trabajo de inteligencia en conjunto entre la Policía y el CTI de la Fiscalía, además del llamado de un ciudadano en Villavicencio que reconoció Echeverry y dio información para dar con su paradero, autoridades lograron la captura del presunto feminicida.

La captura del sujeto se dio sobre las 4:30 de la tarde en el barrio Porfía de la ciudad de Villavicencio, esto tras ser sorprendido circulando en la moto que había robado por una de las vías de la capital del Meta, lo que fue clave para reconocerlo.

Catalina Puentes, periodista del periódico Quiubo, reveló en Tropicana los detalles de la captura. Según relató, luego de haber cometido el atroz crimen y fugarse, Echeverry buscó refugio en una iglesia cristiana en Chicoral, Tolima, donde pasó su primera noche como prófugo de la justicia.

Asimismo, se conoció que, después el sujeto contactó a unos familiares que viven en Villavicencio y es entonces que decidió trasladarse hasta esta ciudad, donde consiguió trabajo como mototaxista, esto sin imaginarse que sería uno de sus clientes el que lo reconocería y entregaría a la Policía.

A pesar de que Echeverry ya había hecho algunos cambios en su apariencia física para no ser reconocido como cortarse el cabello, pintarse canas y afeitarse por completo la barba, además andaba con tapabocas, el ciudadano lo reconoció, le grabó un video y de inmediato dio aviso a las autoridades, quienes dieron seguimiento y posteriormente dieron con su captura.

Uno de los detalles que más causó conmoción es que el sujeto tenía antecedentes por acceso carnal con menor de edad y que Michel Dayana sería su tercera víctima.