Hugo Patiño

Crédito: insatgram Hugo Patiño

Humorista de Sábados Felices tuvo una hija a los 76 años con una mujer 42 años menor

El ‘Príncipe de Marulanda’, que ha hecho reír a los colombianos por cerca de 5 décadas, se casó con una mujer 40 años menor; Esta es su historia

jcarreno

De ingeniero militar a humorista, así fue el rumbo inesperado que tomó la vida del humorista caldense Hugo Patiño, mejor conocido como el ‘Príncipe de Marulanda’, quien se ha destacado como uno de los comediantes más queridos del programa Sábados Felices.

Patiño está próximo a cumplir 93 años y sin duda es de esos grandes del humor que ha logrado construir un imperio de las risas durante 50 años. Sus personajes en Sábados Felices y su tenacidad le han permitido consolidarse como una leyenda.

Mira También: Conoce a Paola Idrobo, esposa de ‘Piroberta’, humorista de Sábados Felices

Recientemente, el humorista caldense reveló varios detalles de su vida personal en entrevista con el portal Kienyke.com. Allí Patiño recordó que se ha casado en dos oportunidades y tiene tres hijos: Tato, Brenda y Ana María.

De igual manera, Patiño confirmó que, Ana María, quien está terminando la secundaria, nació cuando él tenía 75 años.

“Esta es la más pequeñita, cuando tenía 75 años yo, qué vergüenza. A veces me dicen, ¿oiga usted tiene 92 años? Yo dije, ya me da pena salir a la calle”, agregó el humorista.

Asimismo, Hugo confesó que sus dos primeros hijos viven en los Estados Unidos y están muy bien. Cuando él viaja a visitarlos junto a su esposa Dora Castrillón, la relación es bastante fraterna. Vale la pena recordar que su segunda esposa es Dora Castrillón, una mujer 40 años menor.

A pesar de las críticas, lo más importante para Patiño siempre fue su familia y su esposa. A quien conoció cuando él tenía 55 y ella era apenas una adolescente, por lo que inicialmente fue rechazada esta relación.

Te puede interesar: Así lucía Marbelle a sus 11 años: video revive la vez que debutó en ‘Sábados Felices’

No obstante, con el paso del tiempo, Patiño sigue como un “roble” y más agradecido que nunca con la vida por permitirle a sus 92 años, ser un referente del humor y construir un hogar estable.

MÁS SOBRE: