Foto de referencia: GettyImages

El tornillo: la pose sexual que ayuda a conseguir placer intenso

Según expertos, esta posición sexual ayuda a incrementar el placer. Acá los detalles de qué papel debe tener cada uno.

Lady Umaña Baquero
Archivado en: Sexo  •  

Las relaciones sexuales con responsabilidad e información pueden regalar a todos una terapia para el estrés, mejorar la salud del corazón, fortalecer el suelo pélvico, ayudar a síntomas de la menopausia, reducir el riesgo de cáncer de próstata y otros beneficios que detalla Kate Thomas, directora de servicios clínicos de la Clínica de Sexo y Género de Johns Hopkins.

Aunque ya se ha informado que la penetración no es la única forma de complacer a la pareja y conseguir orgasmos, muchas parejas, en su mayoría heterosexuales, buscan profundidad durante el coito, por eso ‘El tornillo’ es una de las posiciones más apetecibles.

Mira también: Broche de oro: beneficios de esta posición sexual

Esta postura le da un rol de dominante al hombre durante en encuentro sexual, pero ¿cómo se hace?

La persona que penetre debe estar detrás de la otra persona que tendrá sus piernas juntas, se deben apoyar las rodillas y los dos deben estar mirando hacía el mismo lado. Pueden hacer movimientos en diferentes ritmos, primero suaves e ir aumentando la velocidad.

‘El tornillo’ es una de las posturas del Kamasutra que genera sincronización de los cuerpos, permitiendo incrementar el placer, eso sí, teniendo en cuenta la comunicación y saber si esta es del agrado de su pareja, pues el tamaño puede influir en que se disfrute o se sienta incomodidad.

Foto: Mejor con Salud

Debido a la penetración profunda que se consigue con esta pose, los hombres con un pene pequeño dan la sensación de tenerlo más grande, gracias a la posición en la que está su pareja. Además, pueden estimular otros puntos con sus manos.

¿Por qué causa placer en mujeres?

Esta postura provoca placer gracias a que las personas con vulva, al tener las piernas cerradas, la presión de los labios vaginales estimula el clítoris, lo que facilita llegar al orgasmo.