Crédito: Getty Images // Diez Minutos

Crédito: Getty Images // Diez Minutos

Así será el juicio contra el español Daniel Sancho en Tailandia; ya hay fecha

El español señalado del asesinato del cirujano colombiano Edwin Arrieta está próximo a enfrentar su juicio tras más de ocho meses de dilataciones

ksanchez

En una celda con hasta 50 presos, practicando yoga, entrenando Muay Thai (boxeo tailandés) y leyendo, así ha pasado casi ocho meses en la prisión de la isla tailandesa de Samui el joven español Daniel Sancho, acusado del asesinato del colombiano Edwin Arrieta y cuyo juicio comienza en una semana en Tailandia.

La gravedad del caso y el atronador ruido mediático que ha generado contrastan con el ambiente relajado y pacífico de la prisión de Samui, donde Sancho ingresó el pasado 7 de agosto, tras confesar el asesinato premeditado y el descuartizamiento del cirujano plástico en la vecina isla de Phangan.

Te puede interesar: Familia del cirujano Edwin Arrieta reclama millonaria indemnización a Daniel Sancho

Sancho, de 29 años, que posteriormente se declaró no culpable del asesinato y quien asegura que la muerte de Arrieta se produjo durante una pelea y que actuó en defensa propia, ha pasado allí 240 días a la espera de un juicio en el que podría ser condenado a la pena capital, que la ley de tailandesa establece para delitos de sangre.

«El ambiente es bueno, nos tratan bien y no hay ningún tipo ni de violencia ni de drogas», explica Sancho a EFE durante una de las visitas realizadas a la prisión.

¿Cómo son los días de Daniel Sancho en la cárcel?

Rodeada de naturaleza y situada en una tranquila zona de la turística isla, la cárcel de Samui está considerada en Tailandia un centro penitenciario «amable». A diferencia de otras cárceles del país, está poco masificada y acoge a unos 500 presos, en su mayoría hombres, con penas máximas de 15 años.

Las visitas, de 15 minutos y en las que Sancho se muestra relajado y con buen ánimo, se llevan a cabo en una sala en la que a los presos, alrededor de una decena cada vez, les separa de sus visitantes un cristal, por lo que hay que hablar a través de un teléfono.

Llevar pelo corto es obligatorio y los reclusos tienen un uniforme de camisola y pantalón por la rodilla de color beige, aunque solo se les exige esta vestimenta durante los recuentos diarios y las visitas.

Sancho se encuentra desde que llegó en el llamado módulo hospitalario, donde se aloja a los presos con algún problema de salud o durante el periodo de adaptación que se concede a algunos extranjeros.

Durante la mayor parte de su estancia, ha compartido la celda con una quincena de presos, que duermen en el suelo o sobre una colchoneta. No obstante, desde el pasado 13 de marzo lo hace con hasta medio centenar, debido a una remodelación del módulo.

Allí pasan unas 14 horas diarias, desde las 4 de la tarde hasta las 6.20 de la mañana, cuando los reclusos deben dejar la celda para el primer recuento del día y el desayuno.

Así será el juicio de Daniel Sancho

El juicio en contra de Daniel Sancho está programado para comenzar el 9 de abril en el tribunal de Koh Samui y se espera que tenga una duración de aproximadamente 4 semanas. Durante este periodo, se llevarán a cabo 4 sesiones judiciales cada semana, de martes a viernes, con la participación de más de 50 testigos. Inicialmente, se había planeado que la ex novia de Daniel Sancho, Laura, testificara; sin embargo, hoy se ha decidido prescindir de su testimonio al considerarse que no es relevante.

El proceso judicial se iniciará con las presentaciones iniciales de la defensa, la fiscalía y los abogados, cada una con una duración de alrededor de cinco minutos. El juicio concluirá el 3 de mayo con las declaraciones finales de las partes involucradas, también limitadas a cinco minutos cada una.

Es importante destacar que, de acuerdo con el código procesal tailandés, el juez tiene la facultad de concluir el juicio en cualquier momento si considera que ya dispone de información suficiente para dictar un veredicto.

En cuanto a la cobertura mediática, no se permitirá la entrada de cámaras al tribunal. Sin embargo, se permitirá la presencia de periodistas y abogados debidamente acreditados con sus respectivos visados de trabajo. Estos profesionales no podrán tomar notas ni realizar grabaciones durante el juicio y deberán adherirse estrictamente a las normas culturales tailandesas, como vestir pantalones largos y cubrirse los hombros, además de no usar calzado en la sala del tribunal.

Por último, está previsto que la declaración de Daniel Sancho se lleve a cabo al final del juicio, una vez que se hayan escuchado todos los testimonios de los testigos.

EFE y Redacción Digital

Más noticias