Foto: Getty Images

Foto: Getty Images

Rigoberto Urán reveló cómo hizo para pagar la hipoteca de su casa

El deportista se ha convertido en centro de atención gracias a su bionovela en RCN.

drodriguezb
Archivado en: Rigoberto Urán  •  

El reconocido ciclista colombiano Rigoberto Urán se ha convertido en una de las personas más comentadas y seguidas en redes sociales, no solo por su gran desempeño en las competencias y dejar en alto el nombre del país, sino también por cuenta de su historia de vida.

Cada una de las situaciones que hicieron parte de la vida del ciclista y que lo forjaron como persona y como deportista han llamado toda la atención de sus seguidores gracias a la su bionovela en el Canal RCN, ‘Rigo’, producción que se ha encargado de entretener y cautivar a los televidentes.

También te puede interesar: ¿Se parecen? Ellos son los amigos de infancia de Rigoberto Urán en la vida real

La violenta muerte de su papá, sus inicios en el ciclismo y su historia de amor con su esposa Michelle han sido los detalles que ha mostrado la producción, pero uno d ellos que más ha llamado la atención es la situación que vivió con Evaristo Rendón, el villano de la historia.

Aunque muchos pensaron que este era uno de los personajes que pertenecían a la ficción, recientemente Rigo y su mamá confirmaron que este sí existió y que así como lo relata la novela sí le debían la hipoteca de su casa y las amenazas que este les hacía.

“Él llegó y me dijo que le iba a meter candela a esto, a la casa, que porque no veía que yo le fuera a pagar, entonces yo le dije – ah, listo, sí, métale cándela bien pueda, pero me dice la hora y el día para yo salir con los niños, yo no tengo por qué pagarle”, relató dola Aracely.

Ahora el urraeño, en medio del reciente podcast que grabó junto al youtuber ‘El Mindo’,  contó cómo fue que él y su mamá finalmente lograron pagarle ese dinero y saldar la casa en la que vivían.

Según contó Rigo, aunque estuvieron a punto de perder su casa, luego de que mataran a su papá, él y su mamá recibieron un dinero de reparación de víctimas, el cual usaron para pagar dicha deuda.

“En el 2004 nos dieron una plata de reparación de víctimas por el asesinato de mi papá y con ese dinero pagamos la hipoteca de la casa”, contó.